CONTROL DE CUCARACHAS

 

¿QUÉ SON LAS CUCARACHAS?

 
Las cucarachas existen desde la época de los dinosaurios y pertenecen a la familia de los artrópodos, clase Insecta y orden Blattaria. Algunas especies invaden las viviendas humanas y son consideras plagas. Estos animales pueden portar varias enfermedades porque son comúnmente encontrados cerca de los depósitos de desperdicios o en la cocina donde haya comida presente. Los restaurantes son los lugares más propensos a tener una infestación de cucarachas por el alto manejo de residuos orgánicos y comidas en general.

Las cucarachas pueden medir cerca de una pulgada de largo y las especies tropicales suelen ser más grandes que las encontradas en otros climas. Las cucarachas tienen seis patas, dos antenas y alas. Sin embargo, un número considerable de cucarachas con alas, no son aptas para volar.
Las cucarachas emiten un olor desagradable y pueden también producir sonidos. La cucaracha gigante de Madagascar es la más famosa de las cucarachas vocales, aunque especies más comunes pueden producir casi imperceptibles chasquidos o gorjeos.

 

¿CÓMO SE COMPORTAN Y CUÁL ES SU CICLO REPRODUCTIVO?

 
Son omnívoras y en el ámbito doméstico se alimentan de cualquier tipo de restos aunque demuestran una especial tendencia hacia materiales con fécula, sustancias dulces y productos cárnicos aunque también pueden comer muchos otros materiales, desde papel, paredes, hasta trozos de ropa, pues tienen simbiontes (protozoarios que ayudan a la digestión de la celulosa) en su aparato digestivo que les permite degradar celulosa.

Las cucarachas se desarrollan por medio de una metamorfosis gradual que consta de tres estados: huevo, ninfa y adulto. Este tipo de metamorfosis tiene como característica principal que sus estados juveniles o ninfas son parecidos a los adultos, salvo que sus alas y órganos reproductivos no están de todo desarrollados. La forma adulta se alcanza poco a poco con las mudas sucesivas.

Antes de la cópula, la hembra sexualmente madura inicia el cortejo adoptando una posición especial y secretando un poderoso atractivo químico llamado feromona. La cual es muy llamativa y envía una invitación a cualquier macho que esté dentro del perímetro de alcance de la feromona. Los machos captan el mensaje por medio de receptores ubicados en las antenas; una vez que el macho y la hembra se encuentran, comienza un ritual que les permitirá estimularse táctil y químicamente, para luego terminar en la cópula.

La necesidad de cópula es tan grande que los machos de la cucaracha común (Periplaneta americana), por ejemplo, después de cuatro semanas de hambre, casi muriéndose, al dársele la escogencia entre comida y hembra con feromona, invariablemente escogieron las hembras.

Después de fecundada, la hembra produce una cápsula colectiva, a manera de huevo llamada ooteca, la cual contiene dos hileras de compartimientos embrionarios. Una ooteca puede contener hasta 40 huevos, dependiendo de la especie. Las cucarachas que incuban sus ootecas parecen mostrar cierto instinto maternal; las ninfas permanecen junto a su madre durante varios días. A lo largo de su vida, de uno a dos años, una cucarachas pone hasta 300 huevos, que a los 60 dias se convierten en adultos. Significa que desde una cucaracha inicial. Al cabo de un año, se originan casi 100.000 descendientes, si se dieran las condiciones para ello. Cada especie posee diferencias en la forma de estas ootecas, lo que ayuda en su identificación. Algunas cucarachas retienen las ootecas en el tracto genital durante un tiempo, llamándose ovovivípara. El fenómeno de partenogénesis, es decir, desarrollo embriológico de un huevo sin fecundar, se puede presentar en algunos casos, permitiendo a hembras solitarias poblar rápidamente un sitio dado.

Las ninfas eclosionan todas al mismo tiempo y trabajan en conjunto para abrir la parte superior de la ooteca y comenzar su ciclo de vida. Estas son de menor tamaño, sin alas de color diferente; en cuanto a su compromiso y apariencia son similares a las fases adultas. Las ninfas atraviesan por una serie de mudas las cuales les permitirán crecer y así alcanzar la adultez, se llama “estadio ninfal” al periodo de vida comprendido entre cada muda. El número de estadios dependerá de la especie, cada uno tiene su número único, el cual puede variar entre 6 y 14.

La adultez se alcanza cuando se adquiere capacidad reproductiva y puede variar de 50 a 700 días, igualmente la vida de los adultos puede durar entre 6 meses y 2 años.

Cada una de las etapas del ciclo de vida de las cucarachas, dependerán de la temperatura, humedad, calidad de la dieta y condiciones ambientales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿QUÉ ENFERMEDADES PUEDEN TRANSMITIR?

 
Las cucarachas producen secreciones olorosas que pueden afectar el sabor de la comida y cuando la población es alta impregnan un olor característico en el área infestada. A pesar de que solo se ha logrado demostrar experimentalmente diferentes formas de gastroenteritis, disentería y otras asociadas con descomposición prematura de la comida, estas parecen ser las principales enfermedades transmitidas por las cucarachas. Los organismos causantes de estas enfermedades son transportados en las patas y el cuerpo en general, contaminando a su paso los utensilios y la comida. En el interior de cucarachas viven gran cantidad de microorganismos como Protozoarios que pueden estar involucrados en brotes de enfermedades. Sus excretas y desechos pueden contener un gran número de alérgenos a los cuales algunas personas desarrollan respuestas alérgicas.

 

¿CÓMO REALIZAMOS EL CONTROL DE CUCARACHAS?

 
 
Inicialmente se realiza la inspección del sitio en donde son comúnmente detectadas por el daño que causan o por el material fecal que dejan en los espacios más frecuentados. Estas pistas son muy útiles para el diagnóstico de una infestación; las marcas realizadas por las mandíbulas durante la alimentación es sobre todo en materiales derivados de sustancias animales como pegamento, goma, pasta, almidón, sobres, encuadernaciones, son marcas indiscutibles de su existencia.

Cuando las cucarachas están instaladas en un lugar, es muy difícil poderlas erradicar sin la utilización de insecticidas. Cuando la infestación es alta, se procede a realizar una aspersión para disminuir de manera rápida la población. Seguido a esto se realiza aplicación de gel insecticida para el control poblacional, teniendo en cuenta los ciclos de reproducción de las cucarachas. Cabe resaltar que cada sitio posee sus características particulares, y por esto debe evaluarse el o los mejores sistemas de control a implementar.

Es muy importante y no debemos olvidar mantener limpio los sitios preferidos de las cucarachas como alacenas, lavaplatos, closets, rincones de difícil acceso, grietas. Esta medida, aunque no las erradicará por completo, por lo menos mantendrá la población en un nivel bajo y de fácil manejo.

Dentro del plan de manejo químico, usamos productos debidamente autorizados por el INVIMA, MINSALUD Y EL ICA, para el control de plagas y en el momento de su aplicación cumplimos con todas las especificaciones técnicas y usamos las dosis recomendadas por el fabricante, para cada plaga en particular.